Luís Armando Oblitas Guadalupe y sus aportes a la Psicología de la Salud
Aportes a la Psicología


  • Equipo Editorial
    Revista PsicologiaCientifica.com
    Bogotá D.C., Colombia



Una de las figuras más conocidas en la Psicología iberoamericana es Luís Armando Oblitas Guadalupe Ph.D., profesional cuyos aportes a la Psicología de la Salud queremos destacar dado su significado para el desarrollo y avance de nuestra ciencia. Basado en el enfoque biopsicosocial y desde una perspectiva integracionista, el Dr. Oblitas ha promovido el desarrollo de la Psicología de la Salud en el campo de aplicación clínica, en la docencia y el sector editorial. Sin duda alguna, su gran aporte es el interés por compartir con la comunidad psicológica de habla hispana los avances que se han dado en relación con esta área de la Psicología. Así, ha compartido experiencias profesionales por medio de su trabajo docente en los niveles de pregrado y postgrado. Pero su puente principal de comunicación de conocimientos se ha dado en el sector editorial. Autor, coautor y compilador de varias obras de Psicología de la Salud y editor de diferentes revistas especializadas, sus publicaciones en este campo han permitido a la comunidad científica conocer el desarrollo de la Psicología en Iberoamérica. Por su trayectoria y logros en pro de nuestra disciplina, le hacemos hoy un homenaje.

Sin duda alguna, una de las áreas de la psicología que más se ha destacado en Iberoamérica es la Psicología de la Salud. Y de la mano de su desarrollo se encuentra un profesional que ha contribuido de manera significativa en sus avances, tanto en el campo de la psicoterapia, como en los ámbitos académico, investigativo y editorial. Nos referimos al Dr. Luís Armando Oblitas Guadalupe.

El Dr. Oblitas, de nacionalidad peruana y residente en México, es Psicólogo egresado de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Lima, Perú – 1975), Magíster en Psicología con énfasis en Área Clínica de la Universidad Santo Tomás (Bogotá, Colombia – 1981) y Doctor en Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM – 1989).

Es reconocida su trayectoria como profesor universitario, tanto en el nivel de pregrado como en postgrado en universidades de Perú, Colombia, México, España, El Salvador, Guatemala, Bolivia, Puerto Rico y Costa Rica. En la actualidad, realiza docencia universitaria en la licenciatura y el postgrado en Psicología en la Universidad del Valle de México, Campus Tlalpan y San Rafael. También se ha desempeñado como profesor visitante en programas de postgrado en Psicología en universidades de Centro y Sudamérica, así como en varios estados de México. Ha participado como conferencista y coordinador de simposios en congresos internacionales de Psicología en Costa Rica, Chile, Brasil, El Salvador, Cuba, Colombia, Guatemala, Perú y México. Ha realizado visitas académicas con apoyo gubernamental en la República Popular de China (CONACYT) y España (Agencia Española de Cooperación Internacional).

Asimismo, es ampliamente reconocido su trabajo en el campo de la investigación; incluso fue invitado como investigador a la República China y a Japón. Su trabajo investigativo se ha plasmado en varias obras sobre Psicología de la Salud. Como autor, con PSICOM Editores ha publicado: Atlas de psicología de la salud (2005) y Psicología de la salud y enfermedades crónicas (2006). Como coautor ha publicado con A. Heman Terapia Cognitivo Conductual, (PSICOM, 2005), con Pablo Vera Manual de Escalas y Cuestionarios en Psicología Clínica y de la Salud (2005), y con M. Osorio Psicología de la salud infantil (2006). Asimismo, con esta editorial coordino el libro Manual de Psicología Clínica y de la Salud Hospitalaria. Igualmente coordinó la publicación de los libros Psicología Política (1999), en colaboración con el Dr. Ángel Rodríguez Kauth, Psicología de la Salud (2000) junto con el Dr. Elisardo Becoña, ambos libros publicados por Plaza y Valdés, y Psicología de la salud y calidad de vida (Thomson, 2003).

El Dr. Oblitas ha fundado cinco revistas internacionales de psicología en México: Revista Intercontinental de Psicología (U. Intercontinental), Psicología Contemporánea (Manual Moderno), Psicología Iberoamericana (U. Iberoamericana) y Revista de Psicología (Editorial Thomson). En la actualidad forma parte de varios consejos editoriales de publicaciones periódicas: Revista de Psicología (Perú), Terapia Psicológica (Chile), Avances en Psicología Latinoamericana (Colombia) y Revista Internacional de Psicología Clínica y de la Salud (España).

Su visión de la psicología de la salud

Preocupado por los problemas psicológicos que se relacionan con el concepto de la salud, el Dr. Oblitas inició sus investigaciones en este tema. Su línea de trabajo tiene marcada influencia de tres de sus maestros, figuras trascendentales en la Psicología Latinoamericana: el Dr. Rogelio Díaz Guerrero (México), quien se dedicó a la investigación transcultural y quien propuso la teoría histórico-bio-psico-social-cultural del comportamiento; el Dr. Reynaldo Alarcón (Perú), dedicado también al análisis del comportamiento desde el enfoque histórico-socio-cultural, y el Dr. Rubén Ardila (Colombia), dedicado al análisis de la conducta.

De esta forma, la orientación del trabajo del Dr. Oblitas se ha dirigido a la Psicología Integracionista, con énfasis en el enfoque cognitivo, emocional, conductual y social. Considera el uso de técnicas de intervención biopsicosocial, con fundamento científico y basado en evidencias, para el tratamiento de trastornos de ansiedad, depresión, adicciones y otros problemas de salud. Su trabajo se ha centrado en la evaluación, el diagnóstico y la intervención psicológica.

¿Por qué se decidió enfocar su trabajo en esta área de la Psicología?

“Porque es un campo de trabajo que tiene mucho que aportar a la sociedad, en el que hay mucho por investigar y explorar, porque permite un nuevo acercamiento a lo que es en realidad la salud y rompe con esquemas anteriores”.

Y es que, para el Dr. Oblitas, la salud es un concepto que ha evolucionado, es una cuestión que va más allá de la enfermedad e involucra factores no sólo biológicos, sino también psicológicos y sociales: “Ha surgido un nuevo concepto de la salud, la cual es percibida como la presencia de un bienestar positivo y no sólo como la ausencia de enfermedad. Las causas de muerte han evolucionado de las enfermedades infecciosas a aquellas enfermedades que están relacionadas con un comportamiento y estilo de vida insalubre; esto supone la necesidad de educar al público acerca de los hábitos y costumbres saludables para disminuir los riesgos de enfermedad“. Esta es, de acuerdo con el Dr. Oblitas, la razón de ser y el valioso aporte de la Psicología de la Salud, pues mientras el modelo médico tradicional define la salud exclusivamente en términos de ausencia de enfermedad y hace énfasis ésta, el modelo de la Psicología de la Salud considera más importante la prevención y promoción de las conductas saludables, pues la salud es sinónimo de bienestar. “La manifestación psicológica de la salud es un sentimiento subjetivo de bienestar. Las manifestaciones sociales de la salud incluyen la capacidad de tener altos niveles de productividad social y una baja demanda de servicios del sistema sanitario”. Por ello, para el Dr. Oblitas, la salud es una cuestión que le compete no sólo al individuo o al sistema sanitario, es una responsabilidad de la sociedad en general y que ha de tener el apoyo de los Psicólogos de la Salud.

Así, y en términos del Dr. Oblitas, la Psicología de la Salud es un pilar importante de nuestra sociedad, dada la responsabilidad de su tarea. Es una disciplina que ha de cubrir múltiples aspectos, tales como la modificación de comportamientos poco saludables, la aplicación de técnicas para modificar comportamientos implicados en la aparición de enfermedades crónicas, la ayuda a los pacientes y a sus familiares a convivir con enfermedades crónicas, el aumento del grado de cumplimiento de las prescripciones médicas, la creación y aplicación de técnicas para aliviar el dolor y reducir del estrés, la creación y aplicación de escalas y cuestionarios que midan lo servicios médicos-sanitarios, entre otros.

¿Cómo define, entonces, el Dr. Oblitas la Psicología de la Salud?

“La Psicología de la Salud la defino como la disciplina o el campo de especialización de la Psicología que aplica los principios, las técnicas y los conocimientos científicos desarrollados por ésta para la evaluación, el diagnóstico, la prevención, la explicación, el tratamiento y/o modificación de trastornos físicos y/o mentales o cualquier otro comportamiento relevante para los procesos de la salud y la enfermedad, en los distintos y variados contextos en que éstos puedan tener lugar. Es una área de la Psicología muy amplia en la que confluyen otras áreas del conocimiento, tales como la medicina comportamental, la salud comportamental, la medicina psicosomática, la psicología médica, la psicofisiología experimental y la psicología clínica, lo que ayuda a que su campo de trabajo sea tan amplio. Su trabajo se desarrolla a partir de la Psicología Cínica. Así, la Psicología de la Salud podría entenderse como la especialización dentro de la psicología que se ocupa de la salud física. Comprende a la salud mental cuando ésta afecta al bienestar físico de las personas. Igualmente, a la Psicología de la Salud le compete la evaluación y mejora del sistema sanitario”.

El trabajo desarrollado por el Dr. Oblitas a lo largo de su trayectoria profesional se ha llevado a cabo en cada uno de los aspectos que trata la Psicología de la Salud. De esta forma, se ha preocupado por investigar acerca de la promoción de hábitos de vida saludables, la prevención de enfermedades, la evaluación y el tratamiento de enfermedades específicas y las mejoras del sistema sanitario en Iberoamérica; de esto dan cuenta sus publicaciones.

En el campo de la prevención y la promoción, sus investigaciones demuestran la necesidad de contar con estilos de vida saludables y de preparar a la sociedad en un cambio de estilo de vida que sea más sano. Esta tarea supone un cambio en el comportamiento del individuo, pues la salud está directamente relacionada con el comportamiento humano. “La salud está profundamente influenciada por nuestra conducta, pensamientos, sentimientos y emociones y relaciones sociales; de esta forma, si modificamos nuestras conductas hacia una vida más sana, se logrará alcanzar ese bienestar que implica la salud. De esta forma, por ejemplo, dejar eliminar el hábito de fumar y asumir una conducta de rechazo ante este vicio, servirá a evitar el padecimiento de un cáncer de pulmón; sentirnos amados y apoyados puede ayudarnos a tratar con situaciones estresantes y el estrés se asocia a la enfermedad cardiaca coronaria, al cáncer y supresión del sistema autoinmune; una dieta rica baja en grasas ayuda a prevenir obesidad y posibles trastornos cardíacos; un estilo de vida activa, alejada del sedentarismo, contribuye a evitar o tratar problemas al corazón; evitar el consumo de alcohol sirve para una mejor regulación del sistema digestivo y del sistema nervioso; mantener una actitud responsable en relación con la sexualidad ayuda a evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual; evadir conductas imprudentes pueden alejarnos de sufrir serios accidentes, etc. En fin, se trata de asumir una actitud responsable en relación con la salud, de orientarnos hacia una vida sana… No podemos evitar la enfermedad, es cierto, pero sí podemos prevenirla y en caso de padecerla, podemos sobrellevarla, tratarla de manera positiva, dirigida hacia su cura”.

En términos del Dr. Oblitas, es tarea de la Psicología de la Salud promover la erradicación de patógenos conductuales en el individuo, esto es, evitar conductas que hacen más susceptible la adquisición de una enfermedad, conductas tales como fumar, beber, etc. Asimismo, deben promoverse los inmunógenos conductuales, es decir, conductas que reducen el riesgo del sujeto a la enfermedad (dormir entre 7 y 8 horas diarias, comer sanamente, practicar ejercicio, el consumo moderado del alcohol, no fumar, etc.). En este punto, son de gran ayuda los aportes que brinda la Terapia Cognitivo Conductual, uno de los fuertes del trabajo psicoterapéutico del Dr. Oblitas.

De acuerdo con su experiencia clínica, alcanzar el cambio en el estilo de vida y llegar a la calidad de vida supone, en gran medida, asumir actitudes y emociones positivas y eliminar aquellas nocivas para el individuo; esto se logra por medio de una adecuada psicoterapia que ha de incluir: Autorregistros y análisis de la conducta, meditación, terapias de relajación psicofisiológica, ejercicios de imaginería (visualización) dirigida o receptiva, ejercicio físico, alimentación balanceada, sentido del humor y risa, participación en actividades estéticas y culturales y reestructuración cognitiva.

¿Qué se ha hecho al respecto? ¿Qué avances de han dado en relación con la salud infantil, la adolescencia, las adicciones y la salud sexual?

“En Iberoamérica se han creado diferentes programas -realmente pocos- con miras a la prevención de enfermedades y la promoción de la salud que involucran a los diferentes sectores de la sociedad. Muchos de estos programas de intervención se basan en estudios epidemiológicos y de mortalidad que ofrecen suficiente información como para poder planificar y e intervenir en aquellas conductas no saludables con el objetivo de frenar o impedir la aparición de distintos problemas de salud. De estos estudios se destaca, por ejemplo, que hay una coincidencia en las causas de los mayores riesgos de muerte en las sociedades industrializadas. Así, se encuentran entre estas causas el tabaquismo, el consumo de alcohol, los accidentes de tráfico y de trabajo, conductas que bien se pueden prevenir, evitando o disminuyendo la mortalidad por su causa. Ahora bien, por causas reales de muerte, los estudios realizados destacan las enfermedades cardíacas, el cáncer y los tumores malignos, el ataque fulminante, entre otras. Los factores de estas enfermedades, también se pueden prevenir: fumar, hipertensión, colesterol elevado, dieta inadecuada, estrés, falta de ejercicios, consumo de alcohol. Y en la prevención, el rol del psicólogo de la salud es fundamental. Ha de trabajarse en prevenir no sólo a nivel personal, sino también familiar, escolar, médico y sanitario. Es una cuestión que le compete a la sociedad entera, de ahí que las campañas que se creen han de llegar a ella, a la sociedad entera. Asimismo, los programas han de cubrir las necesidades de los diferentes sectores de la sociedad: la infancia, la adolescencia, el adulto joven y el adulto mayor y han de preocuparse por problemas de salud que se pueden evitar con un trabajo previo, como las adicciones, enfermedades de transmisión sexual y aquellas que se provocan por un estilo de vida poco saludable.

Estos programas indican que es posible incidir con la tecnología psicológica, dado que son conductas lo que hay que cambiar, en cambios de conducta que permiten reducir la morbilidad y mortalidad de las comunidades donde se han llevado a cabo estos programas. Pero, aunque la tecnología existe y funciona, la realidad también nos dice que se han llevado a cabo pocos programas de este tipo y que los mismos no se han generalizado al conjunto de las naciones que padecen estos problemas, con raras excepciones. Se ha trabajado al respecto, pero todavía queda mucho por hacer”.

Sobre los avances en relación con la Psicología de la Salud Infantil, el Dr. Oblitas comenta que se ha trabajado ampliamente en los tipos de intervención que esta población necesita, y destaca la intervención casi-médica, donde los psicólogos al cuidado de la salud han empleado técnicas que requieren algún tipo de medicación que altera químicamente el funcionamiento del organismo; la intervención conductual, muy útil en casos de enuresis, obesidad, anorexia nerviosa, vómitos psicogéneticos, renuencia a la medicación oral, entre otros problemas; la intervención en la manipulación del medio del paciente; las organizaciones de auto ayuda, que pueden ser anónimas y responden a diferentes objetivos, todos ellos relacionados con buscar redes de apoyo para pacientes y familiares; los métodos Mass Media, métodos que han sido llevados a cabo a través de programas televisivos, revistas mensuales, y aún mediante audio grabaciones; la intervención del desarrollo, que incluye: a) problemas prenatales; b) gestación corta o bajo peso al nacer; c) defectos de nacimiento; d) enfermedad durante la infancia; e) crianza en un ambiente de privación; f) desfasamiento sensomotor; por último, se encuentran las técnicas de consentimiento, referidas principalmente a la necesidad de una adherencia terapéutica adecuada y que incluye: a) adiestramiento del padre o al paciente considerando la forma del régimen del tratamiento; b) alteración del régimen para ajustar la rutina diaria del paciente; c) uso de técnicas de modelamiento.

“Los avances relacionados con la población adolescente están muy de la mano con los programas de prevención de consumo de alcohol y de drogas, con el sexo seguro y la adopción de comportamientos seguros. Estos programas de trabajan con campañas educativas que involucran al medio social del adolescente. También se trabaja el apoyo a adolescentes con enfermedades crónicas a quienes se les ofrece ayuda en su tratamiento”.

En lo que respecta a las adicciones, el Dr. Oblitas comenta que las opciones de intervención que ofrece la Terapia Cognitivo Conductual son de gran ayuda y eficacia.

“Desde la aparición de las técnicas conductuales, las técnicas más empleadas son los procedimientos aversivos (fumar rápido, saciación, fumar aversivo regular, retener el humo, sensibilización encubierta, shock eléctrico), autoadvertencia, relajación, control de estímulos, reducción gradual de ingestión de nicotina y alquitrán, fumar controlado, así como el manejo de contingencias, la desensibilización sistemática, la terapia de estimulación ambiental restringida, los contratos de contingencias, los métodos de automanejo y autocontrol y los programas multicomponentes. De todas éstas, los datos sugieren que las que han demostrado una mayor eficacia, y consiguientemente las que más se utilizan son: la técnica de fumar rápido, la técnica de retener el humo, la técnica de reducción gradual de ingestión de nicotina y alquitrán y, finalmente, los programas multicomponentes. Los tratamientos médicos (sustitutivos de la nicotina) no ofrecen mayor eficacia que los tratamientos psicológicos disponibles. Por el contrario, pueden generar importantes pérdidas de eficacia a lo largo del tiempo. La psicología de la salud aporta a este campo más ventajas añadidas, como son, la ausencia de efectos secundarios, menor tasa de abandono, fortalecimiento de la autoestima, el sentido de implicación en el cambio frente a la dependencia de un medicamento para cambiar el comportamiento y un menor coste económico. En cuanto al alcohol, podemos decir que las estrategias que resultan más eficaces son los programas llevados a cabo desde la familia (a través fundamentalmente del entrenamiento a padres en habilidades de comunicación y resolución de conflictos) y desde la escuela (a través del entrenamiento a profesores en habilidades de detección de casos de riesgo, derivación, entrenamiento en competencia social a los chicos y programas para fomentar una mayor implicación de éstos en la escuela). Intervenir en estos ámbitos (familia y escuela) parece potenciar las estrategias para reducir los factores de riesgo e incrementar los factores de resistencia. Y sobre la vida sexual, es necesario contar con mayor educación que promueva el uso del preservativo y en la población adolescente, ayudar en la toma de consciencia acerca de lo que significa iniciar la actividad sexual y la responsabilidad que compete”.

En relación con la evaluación y el tratamiento de enfermedades específicas, otros dos objetivos de la Psicología de la Salud, el trabajo del Dr. Oblitas se ha orientado, como se dijo antes, en el modelo biopsicosocial. “Cuando la enfermedad ya es un hecho, compete al psicólogo de la salud ayudar al enfermo a sobrellevar su enfermedad, a enfrentarla de manera adecuada. Se trata de aportarle herramientas que le permitan llevar un estilo de vida sano que le sean útiles, apoyarlo a seguir el tratamiento médico prescrito con miras a curar su padecimiento (a lo que se llama adherencia terapéutica); de colaborarle con diversas estrategias para encarar el dolor, en fin, apoyarlo desde diferentes frentes a asumir, asimilar y enfrentar su enfermedad, sea esta crónica o no. Asimismo, es necesario involucrar en este proceso a la familia del paciente, a su círculo social y al personal médico que sigue su tratamiento. Ellos son su apoyo directo, de ahí la necesidad de que formen parte del proceso. A esto se refiere el trabajo basado en el modelo biopsicosocial”. Sus obras Psicología de la Salud y Enfermedades Crónicas, Psicología de la Salud Infantil y Atlas de Psicología de la Salud dan cuenta, no sólo de su postura, sino también de los avances que al respecto se han dado en Iberoamérica.

Otro campo de trabajo de la Psicología de la salud tiene que ver con el sistema hospitalario. Al respecto, el Dr. Oblitas ha dirigido y participado como coautor de las publicaciones Manual de Escalas y Cuestionarios Iberoamericanos en Psicología Clínica y de la Salud y Manual de Psicología Clínica y de la Salud Hospitalaria, donde se aborda ampliamente esta temática y se ofrecen soluciones a las problemáticas que presenta el sistema sanitario en Latinoamérica.

¿Qué opinión le merece el sistema de salud hospitalario de Iberoamérica?

“Se ha trabajado por mejorar el servicio hospitalario, pero todavía queda mucho por hacer. Entre los aportes hay mayor claridad en relación con el papel del psicólogo clínico, que tiene que ver con el apoyo al paciente clínico. Su rol se centra en la evaluación, el diagnóstico y tratamiento psicológico a pacientes que padecen una enfermedad crónica; la atención y asistencia psicológica al núcleo familiar del paciente, así como al personal médico y paramédico de la institución; la selección, evaluación y orientación del personal asistencial; la preparación del paciente ante pre y postoperatorios; la evaluación y el diagnóstico neuropsicológico; el apoyo al personal médico en consultas multidisciplinarias; la facilitación y apoyo sobre la adherencia terapéutica durante la hospitalización; ser un facilitador de la comunicación entre paciente -personal médico y paciente -familia; brindar asistencia psicológica a pacientes en rehabilitación, entre otros. Tampoco se olvida el constante apoyo psicológico que requiere el personal que labora en el hospital, pues su ardua puede llevarlo a sufrir síndrome del burnout o desgaste del empleado; en este campo es vital el apoyo del psicólogo”. Asimismo, se ha aportado en la creación de escalas que evalúan el servicio sanitario y que ayudan a optimizar la prestación del servicio. “Lamentablemente, este material no se ha aplicado a todos nuestros países”.

La psicología de la salud en Iberoamérica

En relación con la Psicología de la Salud en Iberoamérica, el Dr. Oblitas considera que ésta ha avanzado, aunque resta mucho por hacer. Se ha promovido la realización de encuentros tanto nacionales como internacionales que buscan compartir experiencias y hallar soluciones a los problemas centrales que surgen en relación con la Psicología de la Salud. “En Latinoamérica el desarrollo de la psicología de la salud depende del desarrollo de la psicología en cada país, del modelo teórico dominante y de la mayor o menor consolidación de la psicología clínica, que es, como ya hemos visto, el antecedente para la posterior consolidación de la psicología de la salud. Destacaríamos en este sentido distintos números monográficos de revistas publicados en la Revista Latinoamericana de Psicología (Donovan, 1988), en la de Avances en Psicología Clínica Latinoamericana (Ardilla, 1992), y este mismo número monográfico sobre psicología de la salud de la revista Psicología Contemporánea. En México el desarrollo de la modificación de conducta también se ha visto favorecido desde la elaboración de modelos teóricos, como distintas aplicaciones de la psicología de la salud y revisiones sobre el tema. Algo semejante ha ocurrido en otros países, como Colombia, Chile y Venezuela. Como conclusión más importante, la psicología de la salud es el campo de mayor futuro de la psicología para las próximas décadas y, por tanto, es donde hay que esperar que se produzca el mayor desarrollo, crecimiento y expansión de todas las ramas de la psicología, tanto a nivel teórico, como formativo, investigador y, aún más importante, profesional”.

El Dr. Oblitas destaca el trabajo de sus colegas en Iberoamérica. En España destaca la labor de Becoña en adicciones y salud, Espada en psicooncología, Sierra en factores psicológicos del sueño; en México, Sánchez en enfermedades crónicas y Domínguez en aspectos psicológicos del dolor; en Cuba, Grau en calidad de vida y salud; en Chile, Vera en prevención de la salud; en Colombia, Vinaccia e psicogastroeterología, Flórez en promoción de la salud; en Argentina, Laham en psicocardiolagía; en Puerto Rico, Jiménez en psicodiabetes; entre otros. En cuanto a las instituciones que más destacan menciona la UAM, la Universidad de Guadalajara y la Universidad Veracruzana (México); la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidad de Granada y la Universidad de Málaga (España); la Universidad de Santiago de Chile, la Universidad Nacional de Colombia, y la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Perú); la Universidad de Puerto Rico, la Universidad de Costa Rica, la Universidad de Buenos Aires y la Universidad Central de Venezuela. Entre las asociaciones profesionales destaca el trabajo de la Asociación Latinoamericana de Psicología de la Salud (ALAPSA) y la Asociación Latinoamericana de Psicología Clínica y de la Salud (APICSA), y a nivel de publicaciones se destacan la Revista Internacional de Psicología Clínica y de la Salud (España) y la revista Psicología de la Salud (México). También destaca a PSICOM Editores quien es la institución que tiene un importante fondo editorial en el tema, una muestra de ello es la reciente publicación Enciclopedia de Psicología de la Salud (2007), que reúne en cinco volúmenes las principales contribuciones que los psicólogos latinoamericanos han realizado en el campo. En fin, tal vez en aplicación falten aportes por realizar, pero en el campo de la investigación y en la producción escrita que da cuenta de ésta se ha avanzado bastante.

Luís Oblitas, el editor

El último punto tratado nos dirige a otro campo de trabajo al cual se ha dedicado el Dr. Oblitas con gran éxito: su rol como editor. Como se dijo al inicio, se ha destacado como autor y coautor de varias obras sobre Psicología de la Salud y como editor de muchas revistas de Psicología en español. En relación con la producción escrita sobre Psicología de la Salud en Iberoamérica, el Dr. Oblitas reconoce el avance que se ha dado, especialmente en relación con la creación de revistas especializadas, principalmente en España y México, líderes en este rubro. Asimismo, reconoce la necesidad de contar con una mayor producción escrita compilada en libros que den cuenta de las investigaciones que se realicen. Sabe que este aspecto depende, en gran parte, del apoyo de instituciones científicas y académicas. “En este punto en las publicaciones está, en gran parte, el futuro de la Psicología de la Salud”.

Su contribución en el campo editorial se ha dado, como se dijo, en la colaboración como editor en revistas especializadas, así como en la participación en obras de gran envergadura: “Algunas han sido de mi total autoría, otras han sido un trabajo en pareja, como es el caso de Psicología de la Salud Infantil y Terapia Cognitivo Conductual. En otros casos, Psicología de la salud y enfermedades crónicas, Atlas de psicología de la salud, Manual de Escalas y Cuestionarios Iberoamericanos de Salud Clínica y de la Salud, y Manual de Psicología Clínica y de la Salud Hospitalaria, se trata de compilaciones de trabajos investigativos destacados desarrollados por varios profesionales de diferentes países de Iberoamérica”.

¿Considera que su mayor aporte a la Psicología de la Salud se ha dado en el campo editorial?

“Sí. Mi principal contribución a la Psicología de la salud en México definitivamente se encuentra en el área de la difusión de la misma e Iberoamérica, en la fundación y edición de revistas de psicología, desde la publicación del mi primer número monográfico Tabaquismo y salud (Rev. Intercontinental Psicología”, U. Intercontinental, México, 1999), hasta Comportamiento y salud y Avances en Psicología Latinoamericana (U. El Rosario, Bogotá, 2007); en la publicación de varios libros sobre el tema de la psicología y de salud y mi actividad académica en diversidades de México y del extranjero en programas de posgrado en el área“.

El Dr. Oblitas insiste en la necesidad de promover la publicación de investigaciones, pues su circulación y el compartir experiencias en eventos y revistas especializadas ayudará a ampliar el conocimiento que se tiene en esta área de la Psicología y hará posible estar al tanto de los avances que se den en la Psicología.

Sobre sus futuros proyectos editoriales comenta: “En este momento tengo dos proyectos editoriales que ya han sido aprobados para su publicación por parte de la editorial PAX de México: Salud, bienestar y salud y Salud y enfermedad, y que aparecerá durante el 2008. En la actualidad me encuentro preparado un nuevo título “Psicología del bienestar y la felicidad. Para el siguiente año tengo pensado empezar a escribir un nuevo libro sobre Psicología de la salud al alcance de todos, la cual considero que será mi principal contribución en este rubro editorial”.

Sobre el futuro

Acerca del futuro de la psicología de la salud, el Dr. Oblitas considera que se concentrará en la investigación básica y aplicada de los factores conductuales que están involucrados en los principales problemas de salud: trastornos cardiovasculares, cáncer, diabetes, VIH/SIDA, Alzheimer, fibromialgia, síndrome del intestino irritable, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, etc., en particular en las actividades de evaluación, prevención e intervención psicológica, con una perspectiva cognitiva, emocional y conductual, interdisciplinaria e integracionista, basada en evidencias empíricas. Asimismo, sabe que el futuro de la psicología, como de cualquiera otra ciencia, está en la capacidad y posibilidad de publicar los trabajos de investigación que día a día se desarrollen y que son testimonio del avance de la ciencia. Así, pues, investigación y publicación son los dos pilares que fundamentan el futuro, no sólo de la Psicología de la Salud, sino de la psicología y de la ciencia en general.

Y respecto a su futuro, es enfático: continuará en el sector editorial, impulsando la creación de obras que contribuyan al desarrollo de la Psicología de la Salud en Iberoamérica; seguirá apoyando la creación de más y mejores cursos de postgrado en diversas universidades de Iberoamérica y brindando asesoría a las facultades de Psicología y continuará con su trabajo en el área clínica. Por ahora tiene claro que sus proyectos próximos se centran en dirigir la carrera de psicología, diseñar el postgrado en ciencias de la salud, fundar una revista en salud y organizar un Congreso Regional sobre el tema, en la Facultad de Ciencias de la Salud en la Universidad Autónoma del Carmen, Campeche, México, a partir de enero de 2008. Asimismo, y a corto plazo, realizará un curso en línea sobre Psicología de Salud, en AulaPsicologica.com.

Respecto al trabajo realizado por las facultades de Psicología de diversas universidades iberoamericanas, tanto en pregrado como en postgrado, opina: “Veo bien los principales los programas de pregrado y postgrado en psicología en América Latina, sin embargo creo que podría mejorar significativamente si se utilizan más revistas especializadas en psicología, libros actualizados, enfoques psicológicos asados e evidencias, énfasis en la investigación empírica y en función de los principales problemas psicosociales. Con respecto a los programas de posgrado su énfasis debería ser e investigación para resolver problemas de la salud de la comunidad”.

Esperamos, pues, los aportes futuros de Luís Armando Oblitas a la Psicología de la Salud en el ámbito de la docencia, la investigación y la edición. Que su poder de convocatoria le permita impulsar otros trabajos investigativos de amplia trayectoria, cuyos frutos ayuden a la sociedad.

Olga Edith López Abril
Equipo de redacción
Revista Electrónica PsicologiaCientifica.com

-

Recommend to a friend

Califique este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, promedio: 4,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Para citar este artículo:

  • Revista PsicologiaCientifica.com (2007, 07 de noviembre).Luís Armando Oblitas Guadalupe y sus aportes a la Psicología de la Salud. Revista PsicologiaCientifica.com, 9(30). Disponible en: http://www.psicologiacientifica.com/luis-armando-oblitas-guadalupe-aportes-psicologia-de-la-salud


5 Comentarios para “Luís Armando Oblitas Guadalupe y sus aportes a la Psicología de la Salud

  1. Enrique lopez

    DR. Oblitas, déjeme decirle de antemano que sus aportes a este campo de la psicología son muy buenos, lo cual permite que se vaya integrando el conocimiento y gozar así de riqueza teórica y contextual. Le deseo muchos éxitos.

  2. tania paola

    No sabía de la existencia del Doctor Luis Armando Oblitas pero me parecen bastante interesantes sus aportes, recopilación e investigación acerca de la Psicología de la Salud. Me siento muy identificada con este tema, pues también es mi campo de acción laboral. Felicitaciones y gracias.

  3. Jorge Elías Cuarto Silva

    Luis Armando pertenece a la Promoción Pavlov de la UNM de San Marcos (Lima-Perú) y en consecuencia, su acercamiento a los enfoques experimental de lo que es la psicología de la salud desde una óptica integral y considerando lo neurológico y comportamental, es un resultado de su formación académica y profesional, felicitaciones y en espera de sus aportes constantes.

  4. alejandra

    Es un honor tenerlo como catedrático en la Universidad de Morelia, es para mi un privilegio y un orgullo aprender de él, que además de ser todo un conocedor en su área, es un excelente ser humano y una linda persona, FELICIDADES por sus triunfos y gracias por conocerlo.

  5. Carmen Solórzano

    Maestro Oblitas: He tenido la oportunidad de leer sus textos que tenemos en nuestro país, son muy prácticos, con lenguaje de fácil comprensión, lo felicito por un trabajo arduo y constante y en verdad que deseamos tener más aportaciones suyas a la Psicología de la Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>