El crimen organizado
Psicología Jurídica - Forense


  • Fernando Díaz Colorado
    Universidad Javeriana
    Bogotá, Colombia



El fenómeno criminal ha venido cambiando en la medida en que el mundo ha venido evolucionando. De igual manera, la criminología, como campo del conocimiento, ha mostrado los diferentes aspectos de su evolución en la explicación y comprensión de la criminalidad. Desde las concepciones antropológicas y fisonomistas, pasando por las sociológicas y las ecológicas, el delito ha sido considerado como un fenómeno inevitable, parte integrante de la sociedad, e incluso como lo señala Durkheim (1999), el delito es normal, ya que una sociedad exenta de delitos es del todo imposible, y es parte integrante de toda sociedad sana. Los hechos criminales son vistos de una manera diferente a la concepción tradicional del delincuente como un sujeto enfermo y anormal; para la criminología actual, el delincuente no es ahora un parásito ni un ser extraño en el seno de la sociedad sino que es, ante todo un regulador de la vida social, e incluso fuente de crecimiento tecnológico, científico y renovador de los sentimientos sociales.

Es por esto, que frente a las actividades criminales clásicas llevadas a cabo de manera individual, en la actualidad se observa una evolución hacia una forma de criminalidad como empresa. Los grupos delincuenciales se caracterizan por encontrarse en condiciones de actuar, tanto en la vertiente legal como en la ilegal de la actividad política y económica (Blanco, 1997).

El incremento geométrico de la actividad criminal organizada con capacidad económica fuerte, ejerciendo su poder a través de la violencia, así como la del ejercicio de manipulación y corrupción en amplios sectores del sistema político y Estatal, es hoy en día un fenómeno altamente productivo y cada vez más sofisticado. La instauración del mercado global y la aldealización del mundo a través de la libertad de comercio, han sido factores decisivos en la conformación de grupos criminales organizados. En opinión de Blanco Cordero, las tradicionales Cosa Nostra, Camorra, N’ Drangueta, los Yakusas Japoneses, las triadas chinas, los carteles de las Drogas Colombianos, Mexicanos, Peruanos y Norteamericanos, las organizaciones Rusas, Turcas, Curdas, Italoamericanas, etc., representan un volumen económico anual estimado en un billón de dólares, tres veces superior al presupuesto nacional Francés y más del 50% de esta cifra, alrededor de 500.000 millones de dólares, se inyecta en el circuito financiero internacional con capacidad de producir rentabilidad.

Armas, drogas, información industrial y militar, dinero de origen ilícito, materiales radioactivos, mano de obra, tráfico de personas, órganos humanos, embriones, obras de arte, animales, etc., son bienes cuyo intercambio a nivel mundial ha generado un nuevo sector de la economía mundial. Según el GAFI -Grupo de Acción Financiera Norteamericano- (1997), las principales fuentes de ganancias ilegales son: el tráfico de drogas, el fraude bancario, los fraudes con tarjeta de crédito, insolvencias punibles y los delitos societarios. Una gran parte del dinero de origen ilegal que ingresa al sistema financiero, procede de la criminalidad organizada. A nivel internacional, los grupos criminales más exitosos se ubican en Italia, Japón, Colombia, Rusia, Europa del Este, Nigeria y el Lejano Oriente.

Las asociaciones criminales se caracterizan por su elevada complejidad a nivel organizativo, que adoptan modelos y estructuras de tecnología de punta, lo que ha llevado a algunos investigadores, como Kaiser, Solans, Arlacchi (1985), a calificar el hecho como “industria del crimen”, “empresas criminales” o “multinacionales del crimen”. Si bien es cierto que la organización criminal es considerada como tal, por la ejecución de actos delictivos, esta no se fundamenta en el ejercicio de comenter el delito, su función principal como lo dice Blanco (pág 216) es la rentabilidad económica, y el delito constituye solamente un instrumento para la consecución en primera línea de fines materiales, para cuya extensión el grupo se puede servir también, y de hecho se sirve, de medios ilegales. El accionar criminal es un medio para alcanzar el fin principal, es decir, el máximo de ganancias económicas. Pero si tal fin se puede alcanzar recurriendo a medios legales, entonces estos relevaran a los medios criminales. En otras palabras, la organización delincuencial realiza negocios tanto legales como ilegales, según su conveniencia.

Si analizamos con detenimiento a las organizaciones criminales y a las organizaciones legales como empresas comerciales, se puede concluir que, desde el punto de vista formal, no existen mayores diferencias, pues su fin fundamental es obtener el máximo de rentabilidad. Y si observamos que muchas organizaciones legales, legítimamente constituidas, ejecutan acciones abiertamente ilegales para incrementar sus ganancias, como es el caso de la evasión de impuestos, despidos sin indemnización, ocultamiento de información aduanera, sobornos, alteraciones contables, etc., vemos que la diferencia no es fundamentalmente grande. Esta reflexión nos conduce a señalar que hay una coincidencia en cuanto a los medios empleados, para conseguir sus fines.

La delincuencia organizada actúa con criterios empresariales claramente establecidos, planificando sus actividades de acuerdo con los criterios económicos de la oferta y de la demanda, contemplando el impacto de la acción investigativa y penalizadora del Estado, situación que les permite regular el alza o la baja de precios. De igual manera, estructuran su actividad con la división del trabajo y la especialidad de la mano de obra. En Colombia, esto es absolutamente claro; no es sino observar el modelo gerencial de las organizaciones dedicadas al tráfico de drogas, de las bandas organizadas de secuestradores, de los grupos que lavan dinero, de las organizaciones multinacionales, del tráfico de personas, del comercio de insumos para el procesamiento de la coca, de los carteles de la gasolina, de los falsificadores, etc.

Muchos de los delincuentes organizados trabajan, frecuentemente, como empresarios normales (Ibid, pág 218) que pasan abiertamente desapercibidos como ilegales, pero que gozan de reconocimiento social como grandes empresarios o exitosos hombres de negocios. En Rusia, según Bernard Poulet, la conexión entre la economía legal y la ilegal se observa de manera contundente; el 80% de las actividades comerciales están ligadas a los grupos delincuenciales organizados. En este estado, 40.000 empresas tienen algo que ver con el crimen organizado. Los grupos criminales controlan el 80% del sistema financiero. No existe casi ningún grupo mafioso Ruso que no posea varias sociedades e incluso su propio banco. En Perú, los ingresos de la droga suponen más del 6% del PIB, casi el 10% en el caso de Colombia, el 50% de las exportaciones de Bolivia y la quinta parte de las de Pakistán. Esto ha permitido la acumulación de grandes patrimonios económicos ilegales, la concentración en pocas manos de la riqueza acumulada del sector ilegal, le ha dado un gran poder económico y político en constante aumento a la criminalidad organizada.

Asimismo, en Colombia, la corrupción es una de la mayores fuentes de riqueza del crimen organizado. Según un informe de la Corporación Excelencia para la Justicia (2000), Colombia ocupa el lugar número 72, en la escala de los países más corruptos del mundo. En este mismo informe, se anota que, de acuerdo con investigaciones realizadas por Confecámara, el sector privado ha estado involucrado en el 79% de los casos de corrupción, equivalente a unos 2.3 billones de pesos para el año de 1998. El área más afectada es la contratación administrativa, principalmente en los procedimientos de liquidación, adjudicación y firma de contratos.

Recommend to a friend

Califique este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...Loading...

Para citar este artículo:

  • Díaz, F. (2002, 03 de julio). El crimen organizado. Revista PsicologiaCientifica.com, 4(5). Disponible en: http://www.psicologiacientifica.com/el-crimen-organizado


5 Comentarios para “El crimen organizado

  1. Jose Fonseca PHD (USC PR)

    Considero el artículo muy bien trabajado, aunque entiendo que los jóvenes que comentaron sobre el vocabulario usado tienen que entender que la exposición del artículo no está dirigida a un público ignorante en el campo de la psicología.

  2. IVETTE RUIZ

    Sobre el tema debo decir que su exposición es excelente, muy completa y centrada en la realidad que vivimos en Latinoamérica. El vocabulario demuestra un manejo conceptual propio de una persona que domina el tema. Al respecto, es el lector quien debe adecuarse a lo que lee, más aun si se está en proceso de formación, lo que significa ampliar el dominio conceptual y tenerlo claro. Me ha gustado mucho su exposicion y lo felicito.

  3. velez

    Soy estuciante de criminología y realmente me pareció bueno el artículo, tanto en redacción como en el seguimiento de la temática,es realmente digerible y fácil de comprender para cualquier persona. El trabajo aunque tocó algunos puntos sobre el crimen organizado a nivel internacional, fue mas enfocado a Colombia,me gustaría que realizara este mismo trabajo enfocado a México. gracias Considero el artículo muy bien trabajado, aunque entiendo que los jóvenes que comentaron sobre el vocabulario usado tienen que entender que la exposición del artículo no está dirigida a un público ignorante en el campo de la psicología. Hay que dar un gran giro en la investigación judicial, intentando abordar el fenómeno macro criminal que ha sido relegado o poco combatido por centrar la lucha en combatir la micro criminalidad, que en la mayoría de los casos captura a los participantes materiales y finales de la cadena criminal, pero que deja de lado la organización y la estructura jerárquica y empresarial del crimen. que buen reporte

  4. VICTOR

    me parece excelente trabajo ,me quede con ganas de que asumieras algunos aspectos implícitos que son a mi entender el acceso y distribución del poder político en las sociedades actuales, donde un grupo de familias se yerguen sobre los despojos de una humanidad de rodillas implorando justicia y sin nadie capaz de oírla ni de asumir la flama de la libertad contra el despotismo y la tiranía del dinero ,temor a ser tildado de conspiracionista tal vez? Nada es casualidad en política y si el crimen organizado existe es porque no solo es tácitamente permitido sino abiertamente promovido por aquellos mismos encargados de la custodia de los valores humanos; así vemos que los doctores destruyen la salud ,las universidades destruyen el conocimiento, las religiones destruyen la espiritualidad ,los banqueros destruyen la economía, etc

  5. keren sanchez villacorta

    Es un extraordinario artículo,el autor Fernando Díaz Colorado hace un impresionante resumen del gran y amplio concepto de delincuencia organizada. El vocabulario demuestra un manejo conceptual propio de una persona que domina el tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>