Impacto de la dependencia a las redes sociales virtuales sobre las habilidades sociales en estudiantes de la facultad de psicología de la universidad de San Buenaventura extensión Ibagué
Psicología Social - Comunitaria


  • Laura Alejandra Bonilla Obando
    Universidad de San Buenaventura
    Ibagué, Colombia

    Adriana Lucía Hernández Palacio
    Docente del programa de Psicología de la Universidad de San Buenaventura
    Ibagué, Colombia

Resumen

  • El presente artículo expone los resultados obtenidos en la investigación realizada, que tuvo como objetivo identificar el impacto de la dependencia a las redes sociales virtuales sobre las habilidades sociales de los estudiantes de la Facultad de Psicología de la Universidad San Buenaventura, extensión Ibagué. Para ello se aplicó a una muestra de 120 estudiantes el Test de Adicción a Internet y Redes Sociales, para medir el nivel de adicción a  Internet y a las redes sociales virtuales, y una Lista de Chequeo de Habilidades Sociales con el fin de evaluar los niveles de habilidades sociales. La investigación se realizó desde una metodología de corte cuantitativa de tipo transversal y correlacional. Dentro de los hallazgos significativos del estudio, se encontró que en la población participante del estudio, el 28,3% presentó un nivel de adicción severo; respecto a las habilidades sociales, el 34% registró un nivel bajo. Teniendo en cuenta los análisis estadísticos realizados se correlacionaron las variables estudiadas, encontrando que existe una correlación negativa elevada (r= -,702). Lo cual confirma que la dependencia a la red social virtual tiene un impacto en las habilidades sociales de las personas.

    Palabras clave: Dependencia, habilidades sociales, internet, redes sociales virtuales, impacto, correlación, psicología, estudiantes universitarios.



El hombre contemporáneo vive en un mundo globalizado que ha transformado de manera acelerada las formas de interacción y de comunicación más complejas que acercan y separan, mediante el impacto creciente en el uso de las tecnologías de la comunicación; lo cual no solo ha beneficiado a la humanidad, sino que también ha generado efectos colaterales tales como la dependencia de los usuarios a Internet, característicamente de dos tipos: el usuario que va de página en página para satisfacer sus necesidades sexuales o sus deseos de comprar compulsivamente y, por otro lado, el usuario que pertenece a un grupo, que tiene la necesidad de interactuar con otras personas, conocidos como los adictos o dependientes de la redes sociales virtuales (Mañé; Plana; Riego; Trallero, 2010), usuarios que han encontrado en estas redes un lugar donde es más sencillo comunicarse, intercambiar información, enviar mensajes entre usuarios e invitar a nuevos participantes.

Este fenómeno de la adicción a la red social virtual está produciendo un rápido cambio en la vida de las personas, modificando los hábitos, las costumbres, las formas de encontrar información y de relacionarse, lo que implica un decremento en la comunicación con los miembros de la familia en el hogar y disminución en el tamaño del círculo social, entro otros (Kraut; Patterson; Lundmark; Kiesler; Mukopahyay; Scherlies, 1998). Las nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) paulatinamente han reconfigurado la esfera social del hombre, por cuanto es más sencillo escribir tras una pantalla iniciando allí desde una amistad hasta una relación sentimental, que efectuar dichas relaciones en el contacto directo y personal. Este comportamiento puede generar el abandono o descuido de actividades laborales y/o académicas, así como las familiares. Diversas investigaciones (Cattan, 2005; Echeburúa & De Corral, 2010; Herrera, Pacheco, Palomar, Zavala, 2010; Ovejero, 2000; Young 1998) han coincidido en que el prolongado uso de Internet, especialmente de las redes sociales virtuales, denota una clara expresión de habilidades sociales en detrimento. Las dependencias son procesos que alteran la funcionalidad del individuo en todos los ámbitos de su vida, afectando la comunicación, las interacciones y las habilidades sociales, entre otras. Este fenómeno se desencadena a raíz de la vulnerabilidad psicológica del individuo, a factores estresantes y a la calidad del apoyo familiar y social, donde el dependiente a las redes sociales presenta síntomas comparables a los manifestados en otras adicciones.

Para los autores mencionados anteriormente, la dependencia se inicia posiblemente por la búsqueda de algo que complete la existencia, lo que significa que el individuo atraviesa dificultades o crisis con su identidad y sus habilidades sociales. Por lo tanto, frente a una baja en las habilidades sociales y a una búsqueda de identidad, el individuo se hace más vulnerable y proclive a subsanar esos vacíos a través de una acción o un objeto. En este orden de ideas, Kymberly Young (1998) tomó como referencia los mismos criterios que diagnostican ludopatía y alcoholismo, proponiendo ocho criterios que determinan si un individuo debe ser considerado como adicto a Internet y a las Redes Sociales.

En relación a éstas últimas, en la actualidad existen más de 200 páginas donde realizar relaciones sociales virtuales (Magnuson; Dundes, 2008; Mañé & col, 2010), pero la gran expansión de este fenómeno se produjo en el año 2004, con la aparición de Facebook, red social en la que se realizó el énfasis en el presente trabajo investigativo. Para Tenzer, Ferro; Palacios (2009), Facebook se define como la red social que le da a la gente el poder de compartir y hace el mundo más abierto y conectado. Respecto a las habilidades sociales, diferentes estudios coinciden en que son un conjunto de conductas interpersonales que permiten comunicarse con los demás de forma eficiente en base a sus intereses y bajo el principio de respeto mutuo (Abarca; Hidalgo, 1992; Anguiano, Vega, Nava; Soria, 2010; Arón; Milicic, 1999; Caballo, 2005; León; Gómez; Platas, 2008; Monjas, 1997; Prereira; Del Prette, 2008). Deacuerdo a Ison (2004), González; Molina (2007) y Pacheco; Zorrilla; Céspedes; Ávila (2000) el desarrollo de la habilidad social radica en las prácticas de crianza familiar.

Respecto al déficit en habilidades sociales, Anguiano et al (2010) consideran que puede ser un factor de riesgo para el consumo y dependencia de diversas sustancias, aunque no es un factor directo y determinante para que se inicie un problema de consumo y dependencia, un número considerable de investigaciones lo han señalado como una variable importante que influye en la conducta de consumir en exceso (Hover; Gaffney, 1991). En este orden de ideas, Rivero (citado en Young, 2009), establece que por el hecho de pasar más tiempo dentro de las redes sociales virtuales, no ha de significar que las personas aumenten su interacción social, ni su autoestima y ni que obtengan mayor satisfacción en sus relaciones.

Es una realidad constante que no se puede ignorar y esperar que simplemente ocurra; el impacto sobre el uso de las TIC constantemente se expande a nivel mundial. Según Umaña (2008), el tema de la dependencia a la red ha intentado ser controlado desde hace algunos años por programas de prevención y promoción implementados por el Gobierno Nacional, pero éstos han sido de bajo impacto social. En la actualidad, el Gobierno continúa trabajando en ello liderando campañas generadas desde el Ministerio de Tecnologías de las Comunicaciones de Colombia, con el apoyo de Vive Digital, Plaza Sesamo y el Canal13 a través de comerciales de televisión, sin embargo, continúan siendo de bajo impacto para la sociedad.

Metodología

Esta investigación se realizó mediante un modelo correacional, cuantitativo y de corte transversal, el cual tuvo como objeto de estudio, identificar el impacto de la dependencia a las redes sociales virtuales sobre las habilidades sociales en estudiantes entre 17 y 25 años de la Facultad de Psicología

Se emplearon dos instrumentos de evaluación, para medir la dependencia a Internet y a las redes sociales virtuales; se aplicó el Test de Adicción a Internet y Redes Sociales (ver anexo 1), propuestos por Kimberley Young (1998), basado en los Criterios de Diagnostico de Adicción a Internet. El test consta de 20 ítems que miden niveles bajos (0-19), leves (20-49), moderados (50-79) y severos (80-100) de adicción. Para evaluar la variable dependiente habilidades sociales, se aplicó la Lista de Chequeo de Habilidades Sociales (ver anexo 2) construida por Arnold Goldstein (Citado en Cattan, 2005), que consta de 50 ítems, divididos en seis grupos que evalúan primeras habilidades sociales, habilidades sociales avanzadas, habilidades sociales relacionadas con sentimientos, habilidades alternativas a la agresión, habilidades sociales para hacer frente al estrés y habilidades de planificación respectivamente. Los niveles de clasificación son bajo 0%-59%, promedio (60%-80%) y alto (81%-100%), que se obtienen de la división entre la puntuación directa obtenida sobre la puntuación máxima de cada grupo de habilidades multiplicado por 100, reflejándose así el porcentaje de cada grupo. El mismo procedimiento se aplica para obtener el porcentaje total y, asimismo, se establece el nivel de desempeño.

Procedimiento y participantes

Finalizado el diseño de la propuesta de investigación se solicitó el permiso al coordinador de la facultad de Psicología de la Universidad de San Buenaventura, extensión Ibagué, para aplicar los instrumentos a los estudiantes de la Facultad que cumplieran con un rango de edad entre 17 y 25 años. Ya obtenido el permiso se procedió a dar a conocer la investigación a los participantes, quienes firmaron un consentimiento informado y se prosiguió con la aplicación de los instrumentos por cada semestre que cursaban los participantes. Los datos obtenidos de los instrumentos aplicados se sistematizaron en el software estadístico IBM SPSS 20, construyendo tablas de frecuencia, de contingencia y los respectivos gráficos. La población universal se conformó de 129 estudiantes, de los cuales se tomó una muestra de 120 estudiantes quienes cumplieron el rango de edad comprendido entre 17 y 25 años y que cursaban desde primero hasta décimo semestre.

Resultados

De los estudiantes universitarios que participaron en el estudio, el 82,5% fueron mujeres y el 17,5%, hombres (ver tabla 1 y figura 3). El semestre de mayor participación fue primero con un 27,5% (ver tabla 2 y figura 1). La edad promedio fue de 20 años con un 16,7% (ver tabla 3 y figura 2). Respecto a los porcentajes de adicción a Internet y a las redes sociales, se evidenció que el 28,3% presentó un nivel de adicción severo, el 43,3% un nivel moderado, el 17,5% un nivel leve y el 10,8% un nivel bajo, tal como se muestra en la tabla 5 y en la figura 4. Asimismo, el 53,3% de la población presentó niveles bajos de habilidades sociales, mientras que el 38,3% niveles promedio y el 8,3% presentó niveles altos (ver tabla 6 y figura 5. Con relación a las competencias en las habilidades sociales evaluadas a través de la Lista de Chequeo de Habilidades Sociales, cuyos ítems se dividen en seis grupos, y se encontró que la población presenta competencias en las primeras habilidades sociales, en tanto presentó un mayor desempeño en nivel promedio con un 59%, mientras que un 34% en nivel bajo y un 27% en alto (ver tabla 7 y figura 6).

Respecto a las habilidades sociales avanzadas, se reflejaron falencias en cuanto la población registró un 56,7% de desempeño en el nivel bajo, mientras que un 33,3% obtuvo un nivel promedio y el 10% restante un desempeño en nivel alto. Asimismo, en las habilidades sociales relacionadas con sentimientos, la población presentó falencias con un 65,8% de desempeño en el nivel bajo, el 23,3% presentó niveles promedios y el 10,8% niveles altos. Frente a las habilidades alternativas a la agresión, se encontró que la población reflejó falencias al registrarse un 49,2% de desempeño en nivel bajo, mientras que el 36,7% y el 14,2% presentaron niveles promedios y altos respectivamente. Asimismo, se presentaron falencias en la población con relación a las habilidades sociales para hacer frente al estrés, puesto que un 58,3% de la población registró niveles bajos, el 33,3% niveles promedios y el 8,3% restante niveles altos. Finalmente, respecto a las habilidades de planificación, se registró que el 50% de la población presenta niveles bajos, mientras que el 25,8% y el 24,2% restantes, presenta niveles promedios y altos respectivamente. Los anteriores datos se pueden observar dinámicamente en las tablas de la 8 a la 12 y en las figuras de la 7 a la 11.

Correlacionando el nivel de adicción a Internet y a las redes sociales y el nivel de habilidades sociales, se reflejó dentro de la población total que el 53,3% obtuvo un nivel bajo en habilidades sociales, en tanto que en este grupo, el 27,5% tiene un nivel de adicción severo, mientras que el 24,2% moderado y el 1,78% bajo. El 38,3% de la población total obtuvo un nivel promedio de habilidades sociales, dentro de este porcentaje el 19,2% presenta un nivel moderado de adicción, el 14,2% un nivel leve, el 4,2% un nivel bajo y el 0,8% severo. Finalmente, el 8,3% restante del total de la población obtuvo un nivel alto de habilidades sociales. En este grupo, un 5% presenta un nivel de adicción bajo, mientras que el 3,3% restante un nivel leve de adicción (ver figura 12 y tabla 13).

 

Recommend to a friend

Califique este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (8 votos, promedio: 4,38 de 5)
Loading...Loading...

Para citar este artículo:

  • Bonilla, L. A. & Hernández, A. L. (2012, 24 de septiembre ). Impacto de la dependencia a las redes sociales virtuales sobre las habilidades sociales en estudiantes de la facultad de psicología de la universidad de san buenaventura extensión ibagué. Revista PsicologiaCientifica.com, 14(20). Disponible en: http://www.psicologiacientifica.com/dependencia-redes-sociales-habilidades-sociales-estudiantes-universitarios


2 Comentarios para “Impacto de la dependencia a las redes sociales virtuales sobre las habilidades sociales en estudiantes de la facultad de psicología de la universidad de San Buenaventura extensión Ibagué

  1. acastillo

    Es un artículo muy interesante y de vital relevancia en la actualidad, que esta impactando.

  2. Jenny Monroy

    Es un artículo de mucha relevancia en nuestra actual sociedad
    Nuestro grupo de estudiantes de la universidad Nacional de San Agustín, Arequipa – Perú queremos hacer una investigación con base en su investigación.
    ¿Es posible que nos asesoren en nuestra investigación?
    Nos gustaría mantener comunicación con ustedes, gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>