La confabulación en demencia: Terminología propiedades y fundamentos
Psicología Clínica y Psicoterapia


  • Ángel Moreno Toledo
    Residencia de ancianos de Archidona
    Archidona, España

Resumen

  • La valoración del deterioro de la Enfermedad de Alzheimer y otras demencias, emplaza a observar en el afectado un fracaso en la recuperación y procesamiento de la información en déficits memorísticos y lagunas del recuerdo. Preguntas adecuadas referentes a episodios cotidianos, conducen al anciano a relatar un recuerdo imperfecto, ficticio, desubicado, sin embargo, factible para sortear la ansiedad que genera ante una alteración clara del recuerdo memorístico.

    Palabras clave: Confabulación, demencia, recuerdo, memoria, procesamiento de información.



El avance progresivo del deterioro de la Enfermedad de Alzheimer quebranta el almacenamiento memorístico del individuo. La fragmentación del recuerdo provoca amplias lagunas, la inexactitud de la clave de recuperación de ese recuerdo incapacita al sujeto que no encuentra el conjunto de episodios que busca para suscitar (elicitar) el recuerdo o la situación que le es requerida en una respuesta. En muchas ocasiones, la narración del enfermo ofrece una explicación razonable, acorde y en otras el enfrentamiento empírico de la afirmación abre las dudas y desmiente el recuerdo infundado del sujeto.

De otro modo, extrapolando el fenómeno al campo histórico-social e incluso literario, la confabulación emerge de alguna manera identificada en la literatura arcaica y popular, las fábulas de Esopo y la figura del storyteller o cuentacuentos, como exponentes modélicos o símil alegórico de la actitud del contar historias.

La naturaleza experiencial, regida por antiguos eventos vitales, de hechos pasados dispuestos en el tiempo y a juego de la memoria, constituyen el aglomerado argumental que nutre las historias del confabulador. En estos casos la historia vital adereza un substancial protagonismo para de algún modo, desbloquear o garantizar al individuo una solución a su laguna memorística. La invención o historia gestada, en ningún momento disimulada por el enfermo con objeto de mentir, produce un fructífero guión con el que responder sin dudas a las preguntas que inquieren ese vacío que tiene con referencia a ese tema demandado.

Confabulación, concepto y características

Las propiedades que establece el acto confabulatorio pueden analizarse en una serie de puntualizaciones:

– No existe correspondencia real entre el evento narrado y su confrontación empírica.

– Participan de un claro déficit mnésico o memorístico.

– En el aspecto narrativo o temático se basan en acontecimientos pasados infundados, reformulan nuevas situaciones para desubicar un olvido.

– La heterogeneidad temática sobre la producción narrativa.

– Inintencionalidad de engaño o trama consentida para superar un olvido.

– Empíricamente el contenido es contrapuesto sometido a realidad, ya que su relación con la situación real desestructura, cualquier apunte de veracidad con el argumento dado.

– Existe un déficit del procesamiento, interpretación e incluso recuperación de la información.

– Contextualmente se basan en hechos o acontecimientos ya vividos, experiencias ocurridas en el pasado, el paciente unifica estos recuerdos con nueva información y equipara el recuerdo al evento actual proclamando la veracidad y la espontánea afirmación del suceso.

– Muy frecuente en caso de alcoholismo crónico cursado con déficit vitamínico B1 (enfermedad Wernicke-Korsakoff), del mismo modo incidente en demencias tipo Alzheimer.

Las conclusiones de Berrios (2000) localizan el fenómeno confabulatorio como una narración pronunciada claramente dirigida a ocultar un déficit mnésico. Mismos resultados muestra Whitlock (1981) que condiciona el acto al objetivo de tapar y esclarecer lagunas mnésicas.

Incorporando varios puntos de vista, el análisis de la manifestación me lleva a definir Confabulación como: “película de acontecimientos vitales, transcurso de una narración o un discurso de episodios relatados a modo convincente y actual por el sujeto. Traspaso y desestructuración de ambientes, personajes, lugares, situaciones y acciones conjugadas falsamente, entre un ciclo irreal y estructurado en cadena bajo un prisma unitario y patológico con objeto de suplir lagunas y reveses en el recuerdo”.

La similitud metafórica tradicional y funcional, que anida la más remota y ancestral dedicación del contar historias, la asociación de eventos y situaciones imaginarias, materializa en una versión figurativa a la tradición literaria esópica y al storyteller anglosajón. La oralidad, la palabra, la formación de historias, reunificadas y trasformadas desde la realidad, enlazando sus elementos, recuerda al cuentacuentos como personaje peculiar y único.

Imagen 1.

El término confabullatio, designa la acción fabulari (hablar, contar). La función popular de contar historias siempre ha figurado como una habilidad valorada socialmente. Las fábulas esópicas tomaron su fuente en relatos populares en su vertiente satírica.

La tradición literaria de las fábulas esópicas, asimismo trasladan la tradicionalidad popular a hechos satíricos, de los que se concluye una valoración de la actuación de los implicados.

La confabulación en demencia

Figura  2. La figura del cuentacuentos o storyteller anaglosajón, reinventaba la realidad. El confabulador incorpora elementos ficticios y reales para reconstruir un recuerdo elicitado y   así evadir la laguna memorística.

La plausibilidad y coherencia argumentativa del sujeto en ocasiones puede “burlar” la expectativa que tiene el sujeto, creyendo el argumento que defiende el confabulador. La normalidad de la narración, la fluidez comunicativa o los detalles que aporta, pueden confundir ya que el sujeto vivencia la experiencia de modo verídico y genuino, sin dar cabida a dudas.

Siguiendo las conclusiones de Deluca (2007), el proceso de elaboración del recuerdo memorístico es una reconstrucción valorada de aquellas percepciones y experiencias personales del sujeto, acerca del evento a recordar. Del mismo modo, destaca la mezcla que realiza el confabulador entre elementos reales y ficticios, siendo importante tal y como señala, la inexistencia de premeditación del engaño del sujeto sino que este está realmente convencido de que lo narrado es totalmente verídico.


Califique este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votos, promedio: 4,75 de 5)
Cargando…

Para citar este artículo:

  • Moreno, Á. (2010, 22 de noviembre). La confabulación en demencia: Terminología propiedades y fundamentos. Revista PsicologiaCientifica.com, 12(18). Disponible en: http://www.psicologiacientifica.com/confabulacion-en-demencia


1 Comentarios para “La confabulación en demencia: Terminología propiedades y fundamentos

  1. David Corona

    Interesantísimo. Felicidades por el artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *