Funcionamiento y repercusión familiar en adolescentes embarazadas atendidas en el Policlínico de Calabazar
Psicología de la Salud


  • Maria Zayda Guridi González
    Policlínico Mártires de Calabazar
    La Habana, Cuba

    Virginia Franco Pedraza
    La Habana, Cuba

    Yessie Arlet Guridi Lueges
    La Habana, Cuba

    Diana Cabana Pérez
    La Habana, Cuba

    Ana Piroska Fernández Bekos
    La Habana, Cuba

Resumen

  • El embarazo en la adolescencia puede ser un golpe arrollador para la vida familiar y reclamar una drástica variación y cambios en su funcionamiento habitual, ya que el embarazo precoz demanda desafíos y posturas diferentes. La actitud de la familia ante este acontecimiento, resulta decisiva para optimizar la salud, el bienestar y la calidad de vida de la misma, tratándose de un proceso en que no sólo es importante tomar en consideración los aspectos biológicos sino también importantes factores psicosociales; por lo que realizamos un estudio descriptivo prospectivo y transversal en las familias de adolescentes embarazadas, atendidas en la consulta multidisciplinaria del Policlínico Universitario Mártires de Calabazar durante el período de enero a diciembre del 2010, con el objetivo de caracterizar la familia de dichas gestantes; la muestra estuvo conformada por 53 adolescentes embarazadas, según criterios de inclusión y exclusión. Fueron estudiadas las variables edad, escolaridad, ocupación, relación de pareja, clasificación de la familia, funcionamiento familiar y repercusión familiar del embarazo en la adolescencia como problema de salud. Se aplicó una entrevista semiestructurada, el FF-SIL y el IRFA. Como resultados, predominó el grupo de 15 a 18 años de edad (96,2%), la escolaridad de secundaria (47,2%), inestabilidad de pareja (58,5%) y las desocupadas (84,9%). Los mayores porcentajes correspondieron a las familias monoparentales (79,2%), medianas (52,8%), extensas (62,3%), trigeneracionales (68,0%), moderadamente funcional, y una repercusión moderada (32,2%) y favorable (64,2%). Se recomienda estructurar programas sexológicos dirigidos y realizados por equipos multidisciplinarios.

    Palabras clave: Embarazo, adolescente, sexualidad, familia.



La adolescencia, definida como transición entre la infancia y la edad adulta, es un período crítico. Muchos autores delimitan esta etapa de una forma imprecisa, pero la OMS la define como la etapa comprendida entre los 10 y los 19 años (Peláez J.1999).

En las adolescentes, la evolución del desarrollo biológico se separa progresivamente del psicológico y social, pues se observa claramente un descenso en la edad de la menarquía, lo que les permite ser madres a edades tan tempranas como los 11 años. La madurez psicosocial, en cambio, tiende a desplazarse a edades más avanzadas debido al largo proceso de preparación que requiere un adolescente para llegar a ser autovalente en ambos sentidos (Centro Nacional de Educación Sexual, 2003).

Es importante conocer las características de esta etapa, por la que todos pasan con sus variaciones individuales y culturales, para interpretar actitudes y comprender a los adolescentes especialmente durante un embarazo, sabiendo que una adolescente se comportará como corresponde al momento de la vida que está transitando, sin madurar a etapas posteriores por el simple hecho de estar embarazada (Faílde Garrido JM y col. 2008).

El embarazo en la adolescencia constituye un importante problema de salud pública en América Latina y el resto del mundo. La evolución de la gestación en la adolescencia continúa siendo un problema importante para los profesionales de la salud, ya que el embarazo en este período tiene importantes consecuencias sociales y de salud sobre la madre adolescente y su hijo, y una mayor incidencia de complicaciones médicas en comparación con las gestantes adultas. Estas complicaciones son más graves en adolescentes de menor edad, y aún más graves en las adolescentes menores de 15 (Gollo P.R., Rus AOA. 2000).

Asimismo, las adolescentes tienen poca experiencia para reconocer los síntomas propios del embarazo y son renuentes a aceptar la realidad de su situación. Por otra parte, desconocen adónde acudir para obtener orientación y ayuda y, en general, vacilan en confiar en los adultos (Suárez C. 2005).

El embarazo en la adolescencia, además de constituir un riesgo médico elevado, lleva aparejado dificultades socioeconómicas y emocionales para la madre y su hijo, lo que se conoce como el “Síndrome del fracaso”. Es por tanto, la etapa que puede determinar el sentido de la vida y el bienestar futuro (Davis Ivey Ch. 1998).

Frecuentemente, es un embarazo no deseado o no planificado, con una relación débil de pareja, en muchos casos fortuita u ocasional, lo cual determina una actitud de rechazo y ocultamiento de su condición por temor a la reacción del grupo familiar, amigos y maestros; comportamiento que generalmente conduce a la detección y el control prenatal tardío o insuficiente, con sus consecuencias negativas antes y después del nacimiento (Cruz M.V. y col. 2004).

El problema que se presenta para las embarazadas adolescentes es que están transitando por el difícil camino de transformarse en una mujer adulta, y a la crisis de la adolescencia, desencadenada por los cambios biológicos, psicológicos, sociales e interpersonales, se le suma la crisis del embarazo que es una crisis secundaria provocada por la presencia de una vida en el vientre, que compromete a estas jóvenes con una responsabilidad y madurez para las que no se han desarrollado totalmente (González G.H. 2006).

El embarazo, deseado o no, desempeña un papel fundamental en la determinación de las oportunidades futuras de la joven, ya que puede desorganizar su vida, su educación y su relación familiar (Paraño MW, Narvadez PV. 2004).

El papel del factor humano en el proceso salud-enfermedad va mucho más allá de la básica relación médico-paciente e incluso del rol activo y responsable de la persona para con su salud y bienestar, y presupone legitimar el importante papel de la familia en el proceso de mantener, restablecer u optimizar la salud de cualquiera de sus miembros (Roca Perara M A. 2003). Ello adquiere especial significación en el caso de las adolescentes embarazadas cuya atención y afrontamiento rebasa los marcos institucionales sanitarios para abarcar la vida cotidiana de la gestante y sus familiares.

Todo ello obliga a profundizar en el grado de funcionamiento de las familias, ya que este “influye en la aparición y descompensación de las enfermedades crónicas, en la mayoría de las enfermedades psiquiátricas y en las conductas de riesgo de salud” (Arés, P. 2008).

En el Policlínico Universitario Mártires de Calabazar, del Municipio Boyeros, se realiza la consulta multidisciplinaria del Programa Materno Infantil, donde todas las embarazadas son valoradas por diferentes especialidades, dentro de ellas, la atención psicológica. Esta consulta tiene como objetivo principal identificar aquellas embarazadas de riesgo materno infantil, entre ellas, las adolescentes, con el propósito de disminuir la tasa de mortalidad infantil del área de salud, así como mejorar el bienestar psicológico y social de la adolescente embarazada.

Por todo lo anteriormente expuesto y considerando que el embarazo en la adolescencia es un problema de salud con repercusión biopsicosocial, es que nos propusimos realizar este estudio con el objetivo de caracterizar la familia de las adolescentes embarazadas atendidas en la consulta multidisciplinaria del Programa Materno-Infantil del Policlínico Mártires de Calabazar.

Objetivos

General

Caracterizar la familia de las adolescentes embarazadas atendidas en la consulta multidisciplinaria del Programa Materno-Infantil del Policlínico Mártires de Calabazar.

Específicos

- Describir las adolescentes embarazadas según grupo de edad, escolaridad, relación de pareja y ocupación.

- Clasificar las familias según: tamaño, ontogénesis, vínculo generacional y funcionamiento familiar.

- Evaluar la repercusión familiar del embarazo en la adolescencia como evento vital.

Diseño metodológico

Se realizó un estudio descriptivo, prospectivo y transversal en la familia de un grupo de embarazadas adolescentes que fueron atendidas en la consulta multidisciplinaria del Programa Materno-Infantil del Policlínico Universitario Mártires de Calabazar en el período de Enero a Diciembre del 2010.

Del universo de adolescentes embarazadas que fueron 67, se seleccionó la muestra de estudio teniendo en cuenta los criterios de inclusión y exclusión, la cual quedó conformada por 53 adolescentes embarazadas en el periodo de tiempo antes mencionado. No fue necesario aplicar ningún método aleatorio para la misma.

Criterios de inclusión

- Embarazada de 10 a 18 años y familiar de la misma.

- Que el familiar tenga entre 18 y 65 años de edad y que conviva en el hogar de la adolescente embarazada, de modo tal, que conozca su dinámica familiar.

- Aprobación de la adolescente y del familiar a participar en la investigación.

Criterio de exclusión

- Familiar de la adolescente embarazada que presente alguna limitación mental que no pueda brindar información para el desarrollo de la investigación.

Variables estudiadas

EDAD: Se representó según años cumplidos de la embarazada, a través de la siguiente escala:

10 – 14 años
15 – 18 años

ESCOLARIDAD: Expresó el nivel escolar alcanzado por la adolescente embarazada y se representó con la siguiente escala:

Primaria
Secundaria
Preuniversitario o técnico medio

RELACIÓN DE PAREJA: Reflejó la estabilidad o no de la relación de pareja, según criterio emitido por la adolescente; representándose en:

Pareja estable: Se refiere a que la pareja mantenga una relación permanente y convivan juntos.

No pareja estable: cuando la relación de pareja no es permanente y no conviven juntos.

OCUPACIÓN: Expresó la condición de ocupación social de la embarazada, como:

Estudiante
Trabajadora
Desocupada

CLASIFICACIÓN DE LA FAMILIA: Se refirió a los distintos tipos de familia según tamaño, ontogénesis y vínculo generacional.

- Tamaño:

Grande: (7 o más miembros)
Mediana: (de 4 a 6 miembros)
Pequeña: (de 1 a 3 miembros)

- Ontogénesis: Se tuvo en cuenta la presencia de uno o ambos padres, clasificándola en:

Familia mono parental: un solo padre con sus hijos.

Familia biparental: ambos padres con sus hijos

Familia Nuclear: Constituida por los padres casados o no y su descendencia.

Familia Extensa: Familia que desciende de un mismo tronco independientemente del número de generaciones.

Familia Ampliada: Cuando cohabitan miembros de la familia que no proceden de las líneas generacionales directas ni sus descendientes o cónyuges sino personas sin grado cercano de parentesco y consanguinidad.

- Por vínculo generacional:

Bigeneracional: Cuando cohabitan 2 generaciones.
Trigeneracional: Cuando cohabitan 3 generaciones.
Cuatrigeneracional: Cuando cohabitan 4 generaciones.

FUNCIONAMIENTO FAMILIAR: Expresó la dinámica de las relaciones entre los miembros de la familia, la cual se produce en forma sistémica y es relativamente estable. Condiciona el ajuste de la familia al medio social y el bienestar subjetivo de sus integrantes. Se evaluó mediante la prueba de Percepción de Funcionamiento Familiar (FF-SIL). Las categorías evaluadas fueron las siguientes:

- Cohesión: Unión familiar física y emocional al enfrentar diferentes situaciones y en la toma de decisiones de las tareas domésticas.

- Armonía: Correspondencia entre los intereses y necesidades individuales con los de la familia en un equilibrio emocional positivo.

- Comunicación: Los miembros de la familia son capaces de trasmitir sus experiencias y conocimientos de forma clara y directa.

- Adaptabilidad: Habilidad de la familia para cambiar de estructura de poder, relación de roles y reglas ante una situación que lo requiera.

- Afectividad: Capacidad de los miembros de la familia de vivencias y demostrar sentimientos y emocionales positivas unos a los otros.

- Rol: Cada miembro de la familia cumple las responsabilidades y funciones negociadas por el núcleo familiar.

- Permeabilidad: Capacidad de la familia de brindar y recibir experiencias y ayuda de otras familias e instituciones.

Diagnóstico de funcionamiento familiar según puntuación total:

- Familia Funcional: 57 a 70 puntos
- Familia Moderadamente Funcional: 43 a 56 puntos.
- Familia Disfuncional: 28 a 42 puntos
- Familia Severamente Disfuncional: 14 a 27 puntos

REPERCUSIÓN FAMILIAR: Expresó el impacto que tiene el evento vital que atraviesa la familia (embarazo en la adolescencia), exigiéndole reajustes, cambios o modificaciones en su dinámica interna y modo de vida, que pueden favorecer la salud o dificultarla. Se utilizó el Instrumento de Repercusión Familiar (IRFA), el cual nos permitió evaluar diferentes aéreas, como son:

Área socioeconómica
Área socio psicológica
Área de funcionamiento familiar
Área estado de salud

La repercusión familiar se clasifica en diferentes niveles:

- No repercusión (0-20 puntos): Cuando el evento no ha exigido cambios a la familia en su dinámica interna y en el modo de vida familiar.

- Repercusión leve (21-40 puntos): Cuando el evento ha exigido a la familia muy pocos cambios en su dinámica interna y el modo de vida familiar.

- Repercusión moderada (41-60 puntos): Cuando el evento ha exigido a la familia algunos cambios en su dinámica interna y modo de vida.

- Repercusión elevada (61-80 puntos): Cuando el evento ha exigido a la familia muchos cambios y modificaciones en dinámica interna y modo de vida.

- Repercusión severa (81 y más puntos): Cuando el evento ha exigido a la familia realizar gran cantidad de cambios y modificaciones importantes en su dinámica interna y modo de vida.

Repercusión favorable: Cuando la familia evalúa o considera que los cambios y modificaciones realizadas, o el hecho de no haber ocurrido cambios son favorables para el sistema familiar.

Repercusión desfavorable: Cuando la familia evalúa o considera que los cambios y modificaciones realizadas, o el hecho de no haber ocurrido cambios, son desfavorables para el sistema familiar.

Técnicas y procedimientos de recolección de los datos

- Se confeccionó un modelo de consentimiento informado (anexo 1) donde la adolescente y el familiar de la misma reflejaron su aprobación de participar en la investigación.

- Fue creada una entrevista semiestructurada (anexo 2) por parte de los autores de este estudio que recoge los datos necesarios de la adolescente embarazada y de la familia, lo que nos permitió desarrollar los objetivos de la investigación.

Los instrumentos de evaluación psicológica aplicados al familiar fueron los siguientes:

1. Test de percepción del funcionamiento familiar (FF-SIL) (anexo 3).

2. Instrumento IRFA (anexo 4):

- Test de percepción del funcionamiento familiar (FF-SIL) (anexo 3): Instrumento validado en Cuba, por Isabel Louro-Bernal y colaboradores, en la década de los 90, el cual es de bajo costo y de fácil comprensión, que será aplicado al familiar de la adolescente embarazada, para evaluar el funcionamiento familiar a partir de la percepción de que tiene de la familia y las categorías a evaluar son:

Cohesión ítems 1 y 8
Armonía ítems 2 y 13
Comunicación ítems 5 y 11
Adaptabilidad ítems 6 y 10
Afectividad ítems 4 y 14
Roles ítems 3 y 9
Permeabilidad ítems 7 y 12

- Instrumento IRFA (anexo 4): Instrumento elaborado por la Lic. Patricia Herrera Santí y colaboradores en el 2002, para evaluar el impacto que tienen los diferentes eventos en la salud familiar. Consta de 20 ítems, distribuidos por áreas que evalúan variables específicas.

Área socio económica Área funcionamiento familiar
Área socio psicológica Área estado de salud

Procesamiento estadístico

La información que se recogió en la entrevista semiestructurada (anexo 2) se llevó a una base de datos, utilizando el tabulador EXCEL y se procedió al análisis de los resultados, mediante el porcentaje como frecuencia relativa.

Consideraciones éticas

La realización de este trabajo se llevó a cabo cumpliendo con todos los principios éticos, en cuanto a la no maleficencia, teniendo en cuenta los riesgos y beneficios que pueda acarrear el estudio para el paciente, por lo que se realizó solamente con el consentimiento informado del mismo (anexo 1).

Resultados

Tabla 1
Distribución de adolescentes embarazadas según grupo de edad. Policlínico Mártires de calabazar, 2010

Fuente: Entrevista semiestructurada

Como puede observarse en la tabla 1, el mayor porcentaje de adolescentes embarazadas se reportó en el grupo de 15 a 18 años con un 96,2%. Solamente dos embarazadas tenían menos de 15 años.

Tabla 2
Distribución de adolescentes embarazadas según escolaridad. Policlínico Mártires de Calabazar, 2010

Fuente: Entrevista semiestructurada

Como se muestra en la tabla 2, casi la mitad de las embarazadas estudiadas solo habían alcanzado el nivel de secundaria básica (47,2%), siguiéndole el técnico medio con 30,2%. No se reportaron adolescentes con el nivel de primaria por lo que no se refleja en la tabla.

Tabla 3
Distribución de adolescentes embarazadas según relación de pareja. Policlínico Mártires de Calabazar, 2010

adolescentes embarazadas

Fuente: Entrevista semiestructurada

En esta tabla 3 se evidencia que el 58,5% no presentaba una pareja sexual estable, solamente 22 pacientes (41,5%) del total fueron las que reportaron tener una estabilidad de pareja sexual.

Tabla 4
Distribución de adolescentes embarazadas según situación social. Policlínico Mártires de Calabazar, 2010

Fuente: Entrevista semiestructurada

En esta tabla se muestra que hubo un predominio de adolescentes desocupadas, es decir que el 84,9% del total no estudiaban ni trabajaban, solo dos embarazadas ya habían terminado su técnico medio y se encontraban laborando. Este resultado puede deberse al hecho de que algunas adolescentes embarazadas se vieron en la necesidad de abandonar sus estudios por su maternidad, mientras que otras ya habían abandonado sus estudios antes del embarazo.

Tabla 5
Distribución de las familias de las adolescentes embarazadas según clasificación de tamaño, ontogénesis y vínculo generacional. Policlínico Mártires de Calabazar, 2010

Fuente: Entrevista semiestructurada

En la tabla 5 se observa que la mayoría de las familias eran monoparentales con un reporte de 79,2% (42 familias). Solamente 11 familias estaban constituidas por ambos padres, lo que representó el 20,8% del total de familias estudiadas.

Al clasificar las familias de las adolescentes embarazadas según el tamaño, pudimos identificar que más de la mitad eran medianas, para un 52,8%, predominando los núcleos familiares monoparental, no existiendo una diferencia marcada entre las familias pequeñas (24,6%) y grandes (22,6%).

Cuando analizamos la ontogénesis, se reflejó un porcentaje elevado en las familias extensas para un 62,3% del total y el 66,7% en las monoparentales. Si observamos la clasificación por el vínculo generacional, las familias con tres generaciones fueron las de mayor frecuencia con un 68,0%. No se reportaron familias con más de tres generaciones.

Tabla 6
Distribución de las familias de adolescentes embarazadas según funcionamiento familiar. Policlínico Mártires de Calabazar, 2010

Fuente: Instrumento FFSIL

En la tabla 6 podemos observar que el 58,5% de las familias estudiadas presentaron una dinámica moderadamente funcional, el 18,8% reflejaron una clasificación disfuncional (10 familias), tres familias (5,7%) fueron evaluadas de severamente disfuncional.

Tabla 7
Distribución de la repercusión familiar del embarazo en las adolescentes. Policlínico Mártires de Calabazar, 2010

Fuente: Instrumento IRFA

Como se evidencia en esta tabla 7, en casi todas las familias hubo cierta repercusión ante el evento del embarazo de la adolescente, reportándose el mayor porcentaje con una repercusión moderada (32,2%), siguiéndole la repercusión elevada con un 22,6%, leve en un 20,7% y severa 11,3%.

Tabla 8
Distribución de la repercusión familiar del embarazo en las adolescentes según evaluación de la misma. Policlínico Mártires de Calabazar, 2010

Fuente: Instrumento IRFA

Podemos observar que más de la mitad de las familias estudiadas evaluaron la repercusión del embarazo en la adolescente como favorable, reflejando un 64,2% del total.

Tabla 9
Distribución de la repercusión familiar del embarazo en las adolescentes según áreas evaluadas. Policlínico Mártires de Calabazar, 2010

Fuente: Instrumento IRFA

-

Recommend to a friend

Califique este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (7 votos, promedio: 4,14 de 5)
Loading ... Loading ...

Para citar este artículo:

  • Guridi, M. Z., Franco, Virginia., Cabana, D. & Fernández, A. P. (2012, 06 de marzo). Funcionamiento y repercusión familiar  en adolescentes embarazadas atendidas en el Policlínico de Calabazar. Revista PsicologiaCientifica.com, 14(5). Disponible en: http://www.psicologiacientifica.com/adolescentes-embarazadas-repercusion-familiar-policlinico-calabazar


3 Comentarios para “Funcionamiento y repercusión familiar en adolescentes embarazadas atendidas en el Policlínico de Calabazar

  1. Sonia Sizalima

    Felicitaciones, es un articulo muy interesante e importante para mis estudios, la claridad en su redacción, la fundamentación científica son un aporte y referentes teóricos de mucha valía para otras investigaciones. Por su profundidad, los análisis, análisis, es excelente.

  2. natalia Rguez

    Me pareció muy interesante su artículo, por lo anterior me gustaría saber si usted podría apoyarme brindándome los instrumentos utilizados en su investigación, ya que quisiera realizar un estudio parecido. Gracias.

  3. nelida pinto arteaga

    Muy bueno. El conocimiento del rol de la familia y cómo influye está en la embarazada adolescente es fundamental, puesto que nos da oportunidad de establecer intervenciones reales y duraderas para la prevención del segundo embarazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>